Dos colegiadas óptico-optometristas andaluzas, galardonadas con el prestigioso Premio Ángel Barañano en las IV Jornadas de la SEEBV

  • 0
  • 13 noviembre, 2017
PREMIO
premio-seebv

Elena Molina (izquierda) recibe el Premio Ángel Barañano de manos de Pilar Torrego (derecha), óptico-optometrista y responsable de formación en el Centro de Baja Visión de Ángel Barañano

Las óptico-optometristas andaluzas Maite González Duro y Elena Molina Cumella han sido galardonadas con el Premio Ángel Barañano durante las IV Jornadas de la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión (SEEBV), celebradas los pasados 3,4 y 5 de noviembre en el Hospital de la Fe en Valencia.

Este premio, del que se cumple su II edición, reconoce la labor de los profesionales de la visión y socios de la SEEBV con el objetivo de dar a conocer el papel del especialista en Baja Visión como profesionales de la salud visual, contribuir a la promoción de avances científicos y divulgativos de forma global y mostrar a la sociedad los distintos aspectos que abarca dicha especialidad.

El jurado, compuesto por tres especialistas en Baja Visión, dictaminó que el galardón recayera en manos de las colegiadas andaluzas debido al interés, utilidad, originalidad, calidad y novedad del trabajo presentado. El tema principal de su póster fue la presentación de un programa de rehabilitación visual y seguimiento para pacientes que sufren el síndrome de Ehlers-Danlos, un grupo de trastornos hereditarios que afecta a una de cada 200.000 personas que debilitan el tejido conectivo y afecta especialmente a la piel, las articulaciones y las paredes de los vasos sanguíneos. A nivel ocular, esta enfermedad puede provocar fragilidad ocular, queratocono, estrabismo o miopía, entre otras anomalías.

A través de esta comunicación, las autoras concluyen que los pacientes de este síndrome pueden beneficiarse de la mejora de su resto visual a través de adaptaciones de ayudas visuales de Baja Visión, que les permitiría realizar de nuevo actividades cotidianas de manera adecuada y, por ello, mejorar su calidad de vida a nivel funcional y psicológico.

A través de este premio, la SEEBV quiere rememorar la labor y trayectoria de Ángel Barañano. Referente a nivel nacional como uno de los primeros profesionales en impulsar protocolos para ayudar y mejorar la calidad de vida de las personas con Baja Visión y discapacidad visual en España y encargado de ofrecer cursos formativos para ópticos-optometristas en la década de los 80, desarrollando a principios de los 90 la primera asignatura académica en España en esta especialidad de la Optometría en la Universidad Complutense de Madrid.